MOJO – Octubre 2018

By Numero9 On septiembre 17th, 2018

Revista MOJO, correspondiente al mes de Octubre de 2018, con portada dedicada a Paul McCartney, y un artículo de 13 páginas en su interior que contiene una entrevista donde se habla de su nuevo disco, Egypt Station, además de otros temas. Como adelanto, comentaros que, según cita el propio McCartney en dicha entrevista, la idea del nuevo LP surgió a raiz de ver por Televisión un documental dedicado a los aspectos musicales del disco Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, de The Beatles. 8O

Acompaña a la revista un CD titulado Mersey Paradise y que contiene canciones de grupos y solistas de la escena musical de Liverpool. Interesante.

Por cierto, y ya en plan cotilleo … ¿ Se nos ha hecho algún retoque estético Sir Paul ? Nos da que sí. ;)

Egypt Station ( Edición Vinilo Deluxe )

By Numero9 On septiembre 14th, 2018


Capitol Records / MPL

Ref: 6 02567 54504 0

Año: 2018

Contenido:

2 Vinilos ( no cuatro ), con el mismo contenido que en edición CD.

La realidad es que uno ya no se puede fiar de lo que le ponen en Internet, a la hora de adquirir un producto. En este caso en concreto, y según continúa figurando en los datos del disco en Amazon.uk ( abajo ), este disco constaba de cuatro vinilos. Pues, nada de cuatro vinilos. Dos y ya está. 8O En fin, es lo que hay.

El contenido es el mismo que en la edición CD y el diseño, esta vez, es en tríptico. Todavía no comprendo muy bien el que se le catalogue a esta edición en vinilo como Edición de Lujo Estrictamente Limitada porque, para empezar, el diseño no es para tal y, para terminar, sin hablar de más cosas, las fundas interiores de los discos son ridiculamente blancas, sin ningún tipo de extra. Sigo diciendo que no lo entiendo, la verdad. Y si a esto le añadimos lo de los cuatro discos que sólo son dos, pues…

Para los que lo coleccionan todo os comento que hay varias ediciones, tanto del CD, como del vinilo. La del CD son dos ( hasta el momento y que yo sepa ): La primera, se diferencia de la que yo os mostré en su día en que lleva la goma elástica en color verde. La segunda, es de origen americano y contiene dos Bonus Tracks: Get Started y Nothing For Free, que también contiene la edición americana en vinilo de Barnes & Nobles ( no lo digo yo, lo dice una video review que hay en Youtube ) pero que su diseño es en funda simple y con los vinilos en color rojo, en principio, ya que he podido ver por internet que también existen copias en verde y no sé si en algún color más. Ya sabéis que esto es el cuento de nunca acabar.

Y para terminar, deciros que también existe una tirada muy limitada en Cassette. La mayor parte de estas ediciones las puedes pedir a través de la web oficial de McCartney, ya que todas ellas han salido solamente para el mercado americano, como siempre. 8O Quisiera que me explicaran porqué no salen para el europeo. En fin…

Aparte, y para marear más a la gente, existe otra edición americana Deluxe, con la misma etiqueta amarilla que viene en la que yo os muestro arriba del todo, y que contiene los dos discos de vinilo, en colores naranja y azul… ¿ turquesa ? Bueno, el caso es que ahí está y que lleva a engaño con respecto a la que se puede adquirir en Amazon.uk y Amazon.es, por ejemplo, porque las dos son “Deluxe“, así que, ¡¡ Estad bien atentos y tenedlo bien claro a la hora de comprar una u otra !!

Nada más. Bueno, sí, la edición vinilo trae la tarjeta con el código para bajarte de la página web oficial de McCartney la edición digital del disco. ;) Bueno, me supongo que la traerán todas las ediciones vinilo… ¿ No ? Que uno ya no sabe lo que poner. 8O

MOJO – THE COLLECTOR’S SERIES – THE BLUE ISSUE 1967 – 1970

By Numero9 On septiembre 12th, 2018

Allá, por el mes de Abril, os dejamos con la salida de la revista Mojo – The Collector’s Series y su edición dedicada a The Beatles, con una referencia a los discos conocidos como Azul y Rojo, siendo la edición dedicada al Rojo la primera en salir. Pues bien, durante las vacaciones nos llegó la segunda parte, esta vez dedicada al Azul y, de esta manera, completábamos esta edición para coleccionistas que, en su primera entrega, nos traía la carpeta para alojarla.

Ni que decir tiene que recomendamos 100% el que os hagáis con ella, ya no solo por su contenido, si no, también, por su presentación y su diseño, de auténtico lujo. ;)

Egypt Station

By Numero9 On septiembre 10th, 2018


Capitol Records / MPL

Ref: 6 02557 69650 9

Año: 2018

Contenido:

Opening Station
I Don`t Know
Come On To Me
Happy With You
Who Cares
Fuh You
Confidante
People Want Peace
Hand In Hand
Dominoes
Back In Brazil
Do It Now
Caesar Rock
Despite Repeating Warnings
Station II
Hunt You Down / Naked / C-Link

Bueno, aquí tenemos lo último, lo tan esperado de Paul McCartney, desde aquél NEW.

Cuando alguien como yo lleva siguiendo la carrera en solitario de Paul McCartney desde sus comienzos, desde aquél McCartney, espera que las sucesivas entregas de su artista favorito contengan la misma calidad en sus canciones que en entregas anteriores o, incluso, mejor. Pero, como todo en esta vida, una cosa es lo que se desea o espera y otra es lo que es, y en este caso, para mí, es decepción. Lamentablemente, es la tónica en las últimas entregas de Paul McCartney.

Egypt Station no es más que la colección de una serie de canciones en las que McCartney se copia a sí mismo. El disco, al completo, rezuma ritmos y melodías de los discos Flaming Pie, Driving Rain, NEW e, incluso, McCartney II, con ese Caesar Rock que no es más que un reprise de Temporary Secretary. Pero no solo se conforma con copiarse a sí mismo, si no, que, además, va y compone Confidante, con una fuerte “inspiración” a Both Sides Now, de Joni Mitchel.

No voy a negar que el disco contiene algún que otro segundo ( ni siquiera minuto ) memorable pero se podría haber ahorrado temas desechables como, por ejemplo, Back In Brazil o ñoñadas como, por ejemplo, People Want Peace, un panfletón pacifista de tres pares de narices que, sinceramente, sobra, también. En definitiva, Egypt Station no es más que un disco de “compromiso” para cumplir plazos y meter temas que servirán de relleno en próximas giras. Nada más.

Por lo demás, Egypt Station contiene una producción exquisita y una presentación muy buena. Esta primera edición en CD es de tirada limitada y denominada Concertina y, me imagino, que el nombre viene dado por el diseño tipo fuelle, con banda elástica incluida para sujetarlo. La portada está basada en dos cuadros del propio McCartney, titulados Egypt Station e Egypt Station II.

Y nada más.

Ahora bien … ¿ De verdad que este disco fue compuesto tras haber visionado Paul McCartney un documental acerca de las cuestiones musicales del disco Sgt. Pepper’s Loney Hearts Club Band, de The Beatles ? … ¿ En serio ? … 8O

Próxima parada … Egypt Station

By Numero9 On septiembre 7th, 2018



Hoy sale a la venta el nuevo trabajo de Paul McCartney, titulado Egypt Station, cuya portada está basada en uno de sus cuadros de igual título, y conteniendo los tres adelantos que han salido, hasta el momento, vía stream: Come On To MeI Don’t Know y Fuh You. Según el propio McCartney comenta en la entrevista que le realiza la revista MOJO, correspondiente al mes de Octubre 2018, la idea de crear este disco le surgió al ver por televisión un documental acerca de los aspectos musicales del disco Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, de The Beatles. En fin, esto es como todo y habrá que creérselo. 8O

En cuanto tengamos en nuestro poder alguna de las ediciones de Egypt Station la compartiremos con todos vosotros. ;)

¡¡ Bienvenidos !!

By Numero9 On septiembre 3rd, 2018

Ya estamos de vuelta de las vacaciones, dispuestos a trabajar para compartir con todos vosotros todo aquello relacionado con The Beatles, juntos o por separado, y disfrutarlo.

Un saludo, esperamos que os hayáis divertido y que hayáis descansado. Nos vemos la semana que viene, con el primero de muchos y nuevos posts. Ah! y no os olvidéis de vuestros comentarios. ¡ Adelante ! ;)

Hoy hace 50 años…

By Numero9 On agosto 30th, 2018

… del lanzamiento del single Hey Jude / Revolution, de The Beatles.

Ha habido versiones para todos los gustos con respecto a la inspiración de Paul McCartney acerca de para qué o para quién compuso la canción. Unos dicen que la compuso para Jane Asher, otros que para John y Yoko… hasta que el propio McCartney pone punto y final a las especulaciones, declarando en su día que la compuso para Julian, el hijo de John y Cynthia, con el objetivo de ayudarle a superar el choque emocional por el que estaba pasando, debido al divorcio de sus padres. De hecho, y según él, la canción se tituló en origen Hey Jules. Además, también contó en su día que no estaba muy contento con una de las frases de la letra, la de ” The movement you need is on your shoulder ” y que consultó con John Lennon el cambiarla, a lo que este le contestó que no lo hiciera porque era la mejor parte. En fin, si lo dice el propio compositor de la canción… así sea. ;)

Muy en la línea de Paul, y como ya hizo en su día con Yesterday, optó por cantar y enseñar el primer bosquejo de la canción a cuantos amigos y conocidos se iba encontrando, con el fin de tener las primeras impresiones de primera mano. Tras el primer análisis, se la presenta a sus compañeros de grupo durante las sesiones de grabación del Album Blanco y McCartney tenía muy claro cómo quería la estructura de la canción, algo con lo que no estaba muy de acuerdo George Harrison y ello fue motivo de desavenencias. Con John Lennon también hubo problemas, ya que él quería que Revolution ocupara la Cara-A, por lo que, y tras la decisión acordada de que fuera Cara-B, quiso que para el doble LP grabaran una nueva versión, en acústico. 8O Pasara lo que pasara, Hey Jude se grabó en los Trident Studios para poder utilizar el nuevo sistema de grabación de ocho pistas, algo que luego le traería complicaciones a los ingenieros de Abbey Road a la hora de realizar las mezclas con el viejo equipo de los estudios ¿ Solución ? Volver a poner a los mandos al ingeniero y ¿ ex-amigo ? Geoff Emerick, que no quiso volver a trabajar con The Beatles tras las sesiones interminables y la manera que tenían algunos componentes del grupo de tratarle durante las mismas. Él fue quien puso orden y concierto en las mezclas y consiguió que todo volviera a marchar a la perfección. Y, debido al concepto de McCartney, la canción terminó durando más de siete minutos, lo que rompió la monotonía impuesta por la emisoras de radio de no emitir canciones que superaran los tres minutos de duración. The Beatles volvieron a abrir una nueva puerta.

El single de Hey Jude fue lanzado a través del nuevo sello / productora creado por el grupo: Apple Records. Las etiquetas estaban decoradas con ambos lados de una manzana verde partida por la mitad y enfundado en una cubierta totalmente negra con las letras Apple, en verde. Fue uno de los primeros singles que sirvió para promocionar el nuevo imperio Beatles que, a la larga, les traería grandes y muy importantes quebraderos de cabeza: la banca rota y la disolución del grupo , por citar sólo un par de ellos.

El single alcanzó los primeros de las listas inglesas y americanas, convirtiéndose en el primer single del grupo que se mantuvo durante nueve semanas en el número uno. Fue nominado a los premios Grammy en las categorías de Mejor disco del año, Mejor canción del año y Mejor interpretación vocal como dúo o grupo pero, desgraciadamente, no se llevó ninguno de ellos. No obstante, y desde entonces, Hey Jude ha sido una canción mundialmente premiada y ha alcanzado los puestos más importantes de los rankings musicales. El último, salvo error u omisión, fue en 2015, alcanzando el número uno en la lista de Mejores Canciones Número Uno de The Beatles, votación realizada por la cadena privada inglesa de televisión ITV. ;)

Hoy hace 50 años…

By Numero9 On julio 17th, 2018


…del estreno de la película Yellow Submarine.

Debido al contrato que firmaron con United Artists, el grupo estaba obligado a realizar tres películas. Llevaban dos: ¡ A Hard Day’s Night ! y Help!, por lo tanto, se veían en la obligación de volver a ponerse delante de las cámaras, algo que ya no les gustaba, dado lo insatisfechos que quedaron con el resultado final de su última película, Help!, así que, decidieron o alguien les sugirió la idea o, quizás, la copiaron de algún lado, el caso es que propusieron el zanjar la cuestión con una película donde aparecieran ellos mismos como personajes animados. Vale, la idea fue aceptada… pero les dijeron que tenían que aparecer en carne y hueso, aunque fuera un momento, sí o sí. De ahí, el cameo que realizan al final y que grabaron antes de su viaje a la India ( foto de arriba ) Sea como fuere, The Beatles quedaron muy contentos con el resultado final de la película y, a pesar de las pocas ganas que prestaron al proyecto en sus comienzos, ello les hizo que se implicaran más en él.

La historia original es de Lee Minoff, basándose, evidentemente, en la canción Yellow Submarine, del disco Revolver. La dirección, junto con todo el diseño psicodélico de la película, corrió a cargo de Heinz Edelmann quien, además, fue el creador de Curro, la mascota de la Expo-Sevilla del año 1992. Para la parte creativa de animación fue contratado un gran número de personas, siendo todas ellas dirigidas por George Dunning, quien dirigió, también, la serie de dibujos animados para TV de The Beatles. La película resultó tan innovadora que supuso un antes y un después en el mundo de las películas de animación, sirviendo de “inspiración” a muchos otros directores. ¡ Y no digamos de toda la memorabilia que se ha podido vender a lo largo de todos estos años ! Solamente, para que os hagáis una pequeña idea, teclead en vuestro buscador de imágenes la palabra Yellow Submarine.

Aparte de contener en su Banda Sonora Original canciones ya grabadas por The Beatles anteriormente ( Eleanor Rigby, Yellow Submarine, All You Need Is Love, Nowhere Man… entre otras ) el grupo compuso cuatro temas nuevos: All Together Now, Hey Bulldog, It’s All Too Much y Only A Northern Song, si bien esta última fue grabada durante las sesiones del disco Sgt. Pepper’s. Pero no solo los Fab estuvieron ocupados. George Martin también tuvo que trabajar y compuso una magnífica Banda Sonora instrumental para la película, de la que hay que destacar, a mi entender, la preciosista Pepperland.

La película se estrenó el 17 de Julio de 1968, en el London Pavilion de Londres. Las críticas fueron bastante positivas y el éxito se tradujo en una gran recaudación en las taquillas y en las ventas del disco con la Banda Sonora, que saldría unos meses después, en Enero de 1969. Posteriormente, y a lo largo de los años, han sido varias las re-ediciones del disco y de la película en diferentes formatos y con variaciones en su contenido.

Por si queréis saber más cosas acerca del disco, de la película y de todo lo relacionado con Yellow Submarine solo tenéis que clickear aquí. ;)

¡¡¡¡ Felicidades !!!!

By Numero9 On julio 7th, 2018


¡¡¡¡ Hoy cumplo 78 !!!!

¡ Peace and Love, Madrid !

By Numero9 On junio 29th, 2018

Vino, tocó y se marchó. Así, como suena. Lo de Ringo en Madrid fue como aquello de “ Tal como vino, se fue “ Y es que, desde el principio, la cosa ya nos ponía en antecedentes: nada de publicidad en periódicos, ningún anuncio en televisión… Así pasó, que sólo poco más de 2000 personas ( unos dicen que 3500 y otros que 5000 ) fueron a verle. Y es que Ringo Starr no es Paul McCartney. Sí, sí, es un Beatle pero, repito, no es Paul McCartney, así que, no hubo ni Hey Jude ( gracias a Dios ), ni rayos láser, ni fuegos artificiales… pero sí hubo canciones Beatles, aunque muy pocas, casi ninguna. En fin, vayamos por partes.

LOS MOMENTOS PREVIOS AL CONCIERTO.

Nada de colas tempraneras para coger un buen sitio en pista. Nada de cámaras de televisión, ni micrófonos de emisoras de radio para relatar esa magia que conlleva el acudir al concierto de uno de los dos únicos componentes, que aún viven, del grupo más famoso y mejor que ha dado la historia de la música pop. Nada de camiones enormes, encargados del traslado del equipo, a la entrada del recinto. Nada de autocares con la foto de Ringo Starr. Nada. Nada de nada. Y cuando digo “nada de nada” es que fue “nada de nada”. Por no haber, no hubo ni entrada heroíca. Tan solo una entrada discreta por una de las entradas al parking del edificio, dentro de unas furgonetas negras, de cristales tintados. Nadie se enteró. Bueno, para muestra un botón: este es el aspecto que tenía la entrada principal del Wizink Center a dos horas de la apertura de la puerta principal ( foto de abajo ). Las pocas personas ( no llegaríamos a cincuenta ) que estábamos allí nos encontrábamos escapando del sol, refugiándonos a la sombra que nos proporcionaba uno de los edificios de alrededor.

Para más des-concierto ;) , muchos andábamos despistados porque habíamos recibido un mail de la distribuidora oficial de entradas, en la que se nos comunicaba que por cambios en la infraestructura del escenario 8O las localidades laterales iban a ser reubicadas en pista. No teníamos idea de por dónde había que entrar pero menos idea aún tenían las personas a las que preguntábamos. Y así fue como sucedió que, una vez dentro del recinto, unos nos decían que “al fondo”, otros que “abajo”, otros que “por allí” y muchos terminamos conociendo todo el Wizink Center. Un desastre, un auténtico desastre de organización. Pero, por fin, alguien nos llevó hacia nuestros asientos de reubicación, marcados, eso sí, muy profesionalmente, con un trozo de papel blanco, colocado en el asiento. Entonces, nos dimos cuenta de que todo el recinto interior estaba cerrado con grandes telones negros y que lo único que había sido habilitado para el público fueron las gradas frente al escenario y la pista, que llenaron con sillas numeradas. Ya está. Ese fue todo el público que, en Madrid, acudió a ver a Ringo Starr. Y, una vez comenzado el concierto, aún se veían localidades vacías.

EL CONCIERTO: Escenario, montaje, músicos y repertorio.

El escenario era pequeño, discreto y con un decorado indescriptible pero que cumplió, perfectamente, con su papel. ¡ Ah ! Y nada de pantallas gigantes. Claro, que ¿ Para qué ? Total, iban a abultar más que el escenario. 8O

Los primeros en salir fueron los músicos que componen, componían, la All Starr Band que pasó por Madrid. Ellos eran, de izquierda a derecha: Greg Rolie ( Santana ), Steve Lukather ( Toto ), Warren Ham ( Saxofonista ), Graham Gouldman ( 10CC ), Gregg Bissonette ( Batería ) y Colin Hay ( Men at Work ). A continuación, ellos mismos anuncian a Ringo y… allí estaba él, entrando al escenario, saludando al público, regalando por doquier sus “Peace and Love”.

Comenzó con Matchbox, para continuar con It Don’t Come Easy y, después, dar paso a sus compañeros / amigos para que cantasen sus propias canciones. Y fue cuando pudimos escuchar Rosanna y Hold The Line, I’m Not in Love, Who Can It Be Now… que sí, que los ya veteranos reconocimos, cantamos y bailamos pero, aún así, lo que queríamos era escuchar a Ringo, cantando sus canciones. Y Ringo cantó, pero cantó poco más. Y es que Ringo lleva otro rollo. Ringo canta lo que quiere pero se ve obligado a cantar sus canciones de su época Beatle porque no le queda más remedio y porque tiene que cumplir su papel, así que, va y nos canta el Boys ( que no es de The Beatles, por cierto ) el Don’t Pass Me By, el I Wanna Be Your Man, el Submarino Amarillo, el Act Naturally y, para finalizar, el With A Little Help From My Friends, junto al añadido del Give Peace A Chance, de John Lennon. Y, de repente, sale pitando del escenario; los músicos terminan la canción, saludan, se despiden y se van, también y… ¡ Zas ¡ … se encienden las luces generales del recinto y vemos como el personal técnico invade el escenario y comienzan a desmantelarlo todo con un afán, digamos, que rozaba el histerismo. Y allí nos quedamos todos, de pie, mirándonos unos a otros, y sin saber que hacer ¿Nos vamos? … ¿Nos quedamos? … ¿Gritamos “otra, otra, otra”? … Mejor, nos vamos. Sin bises.

OPINIÓN

Por mi parte, y en contra de lo que he podido leer por ahí, eso de que la gente salió decepcionada del concierto de Barcelona, yo puedo decir que salí satisfecho del concierto de Madrid. Pude ver y escuchar a Ringo, en Madrid, en España, que es algo que, muy probablemente, no vuelva a suceder; me lo pasé genial, canté y bailé mucha de la música que yo canté y bailé en mi juventud; y el espectáculo me gustó ¿ Se puede pedir más ? Yo creo que no.

Por otro lado, la organización fue nefasta. Los objetos del merchandising que había eran escasos: camisetas, gorra ( así, en singular ), el disco, una bolsa de tela, el programa, unas chapas y se acabó. Tal cual. Pero… Ay, amigo… había otro puesto con objetos muy especiales: un parche de bombo con la firma de Ringo; unas baquetas firmadas y por las que te pedían la friolera de más de 500 Euros8O ¡ Y eso que dijo que ya ho iba a firmar nada y bla, bla, bla ! El negocio es el negocio, y las pelas son las pelas. Ya te digo. ;)

El sonido no me gustó. Excesivamente alto y aturullado, sin que los instrumentos se pudieran distinguir con nitidez. Los músicos, perfectos en algunos temas y algo exhibicionistas en otros, lo que provocaba que la canción ( Oye Como Va, por ejemplo ) se fuera de control. Steve Lukather, sinceramente, no estuvo acertado en su interpretación.

El Servicio de Seguridad, una vez más, nos libró de esos indeseables que se compran las entradas más baratas para, luego, intentar colocarse en los sitios mejores, jodiéndote la visión a ti, que te has gastado un pastón. Además de quitar de en medio a la gente que ocupaba los pasillos de acceso y salida. Así que, un fuerte aplauso para los de Seguridad.

Y esto es todo. Así fue el concierto de Ringo Starr en Madrid, el día 28 de Junio de 2018.