Hoy hace 50 años…

By Numero9 On julio 17th, 2018


…del estreno de la película Yellow Submarine.

Debido al contrato que firmaron con United Artists, el grupo estaba obligado a realizar tres películas. Llevaban dos: ¡ A Hard Day’s Night ! y Help!, por lo tanto, se veían en la obligación de volver a ponerse delante de las cámaras, algo que ya no les gustaba, dado lo insatisfechos que quedaron con el resultado final de su última película, Help!, así que, decidieron o alguien les sugirió la idea o, quizás, la copiaron de algún lado, el caso es que propusieron el zanjar la cuestión con una película donde aparecieran ellos mismos como personajes animados. Vale, la idea fue aceptada… pero les dijeron que tenían que aparecer en carne y hueso, aunque fuera un momento, sí o sí. De ahí, el cameo que realizan al final y que grabaron antes de su viaje a la India ( foto de arriba ) Sea como fuere, The Beatles quedaron muy contentos con el resultado final de la película y, a pesar de las pocas ganas que prestaron al proyecto en sus comienzos, ello les hizo que se implicaran más en él.

La historia original es de Lee Minoff, basándose, evidentemente, en la canción Yellow Submarine, del disco Revolver. La dirección, junto con todo el diseño psicodélico de la película, corrió a cargo de Heinz Edelmann quien, además, fue el creador de Curro, la mascota de la Expo-Sevilla del año 1992. Para la parte creativa de animación fue contratado un gran número de personas, siendo todas ellas dirigidas por George Dunning, quien dirigió, también, la serie de dibujos animados para TV de The Beatles. La película resultó tan innovadora que supuso un antes y un después en el mundo de las películas de animación, sirviendo de “inspiración” a muchos otros directores. ¡ Y no digamos de toda la memorabilia que se ha podido vender a lo largo de todos estos años ! Solamente, para que os hagáis una pequeña idea, teclead en vuestro buscador de imágenes la palabra Yellow Submarine.

Aparte de contener en su Banda Sonora Original canciones ya grabadas por The Beatles anteriormente ( Eleanor Rigby, Yellow Submarine, All You Need Is Love, Nowhere Man… entre otras ) el grupo compuso cuatro temas nuevos: All Together Now, Hey Bulldog, It’s All Too Much y Only A Northern Song, si bien esta última fue grabada durante las sesiones del disco Sgt. Pepper’s. Pero no solo los Fab estuvieron ocupados. George Martin también tuvo que trabajar y compuso una magnífica Banda Sonora instrumental para la película, de la que hay que destacar, a mi entender, la preciosista Pepperland.

La película se estrenó el 17 de Julio de 1968, en el London Pavilion de Londres. Las críticas fueron bastante positivas y el éxito se tradujo en una gran recaudación en las taquillas y en las ventas del disco con la Banda Sonora, que saldría unos meses después, en Enero de 1969. Posteriormente, y a lo largo de los años, han sido varias las re-ediciones del disco y de la película en diferentes formatos y con variaciones en su contenido.

Por si queréis saber más cosas acerca del disco, de la película y de todo lo relacionado con Yellow Submarine solo tenéis que clickear aquí. ;)

¡¡¡¡ Felicidades !!!!

By Numero9 On julio 7th, 2018


¡¡¡¡ Hoy cumplo 78 !!!!

¡ Peace and Love, Madrid !

By Numero9 On junio 29th, 2018

Vino, tocó y se marchó. Así, como suena. Lo de Ringo en Madrid fue como aquello de “ Tal como vino, se fue “ Y es que, desde el principio, la cosa ya nos ponía en antecedentes: nada de publicidad en periódicos, ningún anuncio en televisión… Así pasó, que sólo poco más de 2000 personas ( unos dicen que 3500 y otros que 5000 ) fueron a verle. Y es que Ringo Starr no es Paul McCartney. Sí, sí, es un Beatle pero, repito, no es Paul McCartney, así que, no hubo ni Hey Jude ( gracias a Dios ), ni rayos láser, ni fuegos artificiales… pero sí hubo canciones Beatles, aunque muy pocas, casi ninguna. En fin, vayamos por partes.

LOS MOMENTOS PREVIOS AL CONCIERTO.

Nada de colas tempraneras para coger un buen sitio en pista. Nada de cámaras de televisión, ni micrófonos de emisoras de radio para relatar esa magia que conlleva el acudir al concierto de uno de los dos únicos componentes, que aún viven, del grupo más famoso y mejor que ha dado la historia de la música pop. Nada de camiones enormes, encargados del traslado del equipo, a la entrada del recinto. Nada de autocares con la foto de Ringo Starr. Nada. Nada de nada. Y cuando digo “nada de nada” es que fue “nada de nada”. Por no haber, no hubo ni entrada heroíca. Tan solo una entrada discreta por una de las entradas al parking del edificio, dentro de unas furgonetas negras, de cristales tintados. Nadie se enteró. Bueno, para muestra un botón: este es el aspecto que tenía la entrada principal del Wizink Center a dos horas de la apertura de la puerta principal ( foto de abajo ). Las pocas personas ( no llegaríamos a cincuenta ) que estábamos allí nos encontrábamos escapando del sol, refugiándonos a la sombra que nos proporcionaba uno de los edificios de alrededor.

Para más des-concierto ;) , muchos andábamos despistados porque habíamos recibido un mail de la distribuidora oficial de entradas, en la que se nos comunicaba que por cambios en la infraestructura del escenario 8O las localidades laterales iban a ser reubicadas en pista. No teníamos idea de por dónde había que entrar pero menos idea aún tenían las personas a las que preguntábamos. Y así fue como sucedió que, una vez dentro del recinto, unos nos decían que “al fondo”, otros que “abajo”, otros que “por allí” y muchos terminamos conociendo todo el Wizink Center. Un desastre, un auténtico desastre de organización. Pero, por fin, alguien nos llevó hacia nuestros asientos de reubicación, marcados, eso sí, muy profesionalmente, con un trozo de papel blanco, colocado en el asiento. Entonces, nos dimos cuenta de que todo el recinto interior estaba cerrado con grandes telones negros y que lo único que había sido habilitado para el público fueron las gradas frente al escenario y la pista, que llenaron con sillas numeradas. Ya está. Ese fue todo el público que, en Madrid, acudió a ver a Ringo Starr. Y, una vez comenzado el concierto, aún se veían localidades vacías.

EL CONCIERTO: Escenario, montaje, músicos y repertorio.

El escenario era pequeño, discreto y con un decorado indescriptible pero que cumplió, perfectamente, con su papel. ¡ Ah ! Y nada de pantallas gigantes. Claro, que ¿ Para qué ? Total, iban a abultar más que el escenario. 8O

Los primeros en salir fueron los músicos que componen, componían, la All Starr Band que pasó por Madrid. Ellos eran, de izquierda a derecha: Greg Rolie ( Santana ), Steve Lukather ( Toto ), Warren Ham ( Saxofonista ), Graham Gouldman ( 10CC ), Gregg Bissonette ( Batería ) y Colin Hay ( Men at Work ). A continuación, ellos mismos anuncian a Ringo y… allí estaba él, entrando al escenario, saludando al público, regalando por doquier sus “Peace and Love”.

Comenzó con Matchbox, para continuar con It Don’t Come Easy y, después, dar paso a sus compañeros / amigos para que cantasen sus propias canciones. Y fue cuando pudimos escuchar Rosanna y Hold The Line, I’m Not in Love, Who Can It Be Now… que sí, que los ya veteranos reconocimos, cantamos y bailamos pero, aún así, lo que queríamos era escuchar a Ringo, cantando sus canciones. Y Ringo cantó, pero cantó poco más. Y es que Ringo lleva otro rollo. Ringo canta lo que quiere pero se ve obligado a cantar sus canciones de su época Beatle porque no le queda más remedio y porque tiene que cumplir su papel, así que, va y nos canta el Boys ( que no es de The Beatles, por cierto ) el Don’t Pass Me By, el I Wanna Be Your Man, el Submarino Amarillo, el Act Naturally y, para finalizar, el With A Little Help From My Friends, junto al añadido del Give Peace A Chance, de John Lennon. Y, de repente, sale pitando del escenario; los músicos terminan la canción, saludan, se despiden y se van, también y… ¡ Zas ¡ … se encienden las luces generales del recinto y vemos como el personal técnico invade el escenario y comienzan a desmantelarlo todo con un afán, digamos, que rozaba el histerismo. Y allí nos quedamos todos, de pie, mirándonos unos a otros, y sin saber que hacer ¿Nos vamos? … ¿Nos quedamos? … ¿Gritamos “otra, otra, otra”? … Mejor, nos vamos. Sin bises.

OPINIÓN

Por mi parte, y en contra de lo que he podido leer por ahí, eso de que la gente salió decepcionada del concierto de Barcelona, yo puedo decir que salí satisfecho del concierto de Madrid. Pude ver y escuchar a Ringo, en Madrid, en España, que es algo que, muy probablemente, no vuelva a suceder; me lo pasé genial, canté y bailé mucha de la música que yo canté y bailé en mi juventud; y el espectáculo me gustó ¿ Se puede pedir más ? Yo creo que no.

Por otro lado, la organización fue nefasta. Los objetos del merchandising que había eran escasos: camisetas, gorra ( así, en singular ), el disco, una bolsa de tela, el programa, unas chapas y se acabó. Tal cual. Pero… Ay, amigo… había otro puesto con objetos muy especiales: un parche de bombo con la firma de Ringo; unas baquetas firmadas y por las que te pedían la friolera de más de 500 Euros8O ¡ Y eso que dijo que ya ho iba a firmar nada y bla, bla, bla ! El negocio es el negocio, y las pelas son las pelas. Ya te digo. ;)

El sonido no me gustó. Excesivamente alto y aturullado, sin que los instrumentos se pudieran distinguir con nitidez. Los músicos, perfectos en algunos temas y algo exhibicionistas en otros, lo que provocaba que la canción ( Oye Como Va, por ejemplo ) se fuera de control. Steve Lukather, sinceramente, no estuvo acertado en su interpretación.

El Servicio de Seguridad, una vez más, nos libró de esos indeseables que se compran las entradas más baratas para, luego, intentar colocarse en los sitios mejores, jodiéndote la visión a ti, que te has gastado un pastón. Además de quitar de en medio a la gente que ocupaba los pasillos de acceso y salida. Así que, un fuerte aplauso para los de Seguridad.

Y esto es todo. Así fue el concierto de Ringo Starr en Madrid, el día 28 de Junio de 2018.

¡¡¡ VACACIONES !!!

By Numero9 On junio 22nd, 2018

Hala, nos vamos de vacaciones. Procuraremos disfrutar de este par de meses, leyendo, nadando, escuchando toda esa música pendiente … en definitiva: descansando. ;)

Haced vosotros lo mismo pero… ¡ No os olvidéis de llevaros a The Beatles, sea en el formato que sea ! Que disfrutéis y nos vemos a la vuelta, en Septiembre. ;)

No obstante, estaremos al tanto de las posibles novedades y noticias que surjan. Y no, no nos olvidaremos de traeros la review del concierto de Ringo. ;)

Un saludo a tod@s.

¡ Ya está aquí !

By Numero9 On junio 20th, 2018

Lo nuevo de Paul McCartney, titulado Egypt Station, como uno de sus cuadros, saldrá en Septiembre y, por ahora, tenemos un adelanto, lo que ha salido hoy como ” Un single con Doble Cara-A8O

Bueno, es evidente que el concepto de “Doble Cara-A” de hoy en día no es el concepto que se tenía antaño. I Don’t Know y Come On To Me, desde luego, no son Cara-A. Ninguna de ellas. Y a no ser que el resto del disco nos sorprenda con algo verdaderamente de ” Cara-A ” mucho me temo que nos enfrentamos al típico disco “flojo”, uno más de esos a los que nos tiene acostumbrados McCartney desde aquél Flowers In The Dirt, que pasará a la historia como el último gran disco que Paul McCartney grabó. Es así. :(

Por cierto ¿ No os suena Come On To Me a Fine Line ? Y I Don’t Know ¿ No os suena a Beautiful Night ? Si es que…

¡¡¡ FELICIDADES !!!

By Numero9 On junio 18th, 2018


¡¡ Y van 76 !! ;)

Trabajando.

By Numero9 On junio 11th, 2018

La foto del último día.

By Numero9 On junio 8th, 2018

Postal de John Lennon y Yoko Ono, con la fotografía realizada por Annie Leibovitz el mismo día del asesinato de Lennon. Todo un documento para guardar y recordar. :(

Para el recuerdo.

By Numero9 On junio 6th, 2018

Fotografías extraídas de los negativos originales. Corresponden a la actuación de Paul McCartney, el día 28 de Junio de 1990, en el King’s Dock de Liverpool, donde hoy se ubica el Echo Arena y el BT Convention Center. Tienen un tamaño de 20 x 25 cms. El autor de las fotografías es D. Heron, salvo error u omisión. Si no es así, ya sabéis: nos mandáis una nota. ;)

Live at the BBC ( Postal Promo )

By Numero9 On junio 4th, 2018

Pues, eso. ;)