The Jacaranda Club

By Numero9 On septiembre 9th, 2016

Allan Richard Williams formará parte de la historia de la música rock por haber sido el primer manager de The Beatles.

Williams conoció a los Fab cuando adquirió un antiguo local de reparación de calzado en el número 23 de Slater Street, en Liverpool, y lo reconvirtió en lo que los ingleses llaman / llamaban coffee shop, un lugar donde tomar café. Posteriormente, lo transformó en un local de copas y actuaciones, The Jacaranda, allá por finales de los años ‘50. Los chicos eran asiduos clientes del local y le pidieron que les dejara actuar en él. No muy convencido, Alan optó por contratarles para decorar el sótano, donde se hacían las actuaciones, y donde se encontraba el baño de señoras o Ladies Room, más tarde reconvertido en una pequeña cueva con dos bancos de madera.

Los dibujos de John y Stuart fueron restaurados y repintados por Terry Duffy a mediados de los años ’90 para su reapertura y con el paso de los años se han ido repintando y repintando hasta lo que vemos hoy en día.



The Beatles, los primeros Beatles, actuaron en el Jacaranda, desde Mayo hasta Agosto de 1960, mes en el que realizan su primer viaje a Hamburgo, teniendo a Allan Williams como manager. El resto, como se suele decir, es historia.

El Jacaranda ha tenido su días buenos, sus días malos y sus días muy malos. Ha sufrido muchos cambios y ha sido pasto del abandono y del deterioro, como puede verse en la foto de arriba, de 1992. Pocos años más tarde, resurgiría de sus cenizas, totalmente reconstruido y ampliado que es como la mayoría de la gente lo ha conocido ( foto de abajo ).

Pero, desafortunadamente y como viene siendo habitual, el Jacaranda también ha sido pasto, no de la desaparición, pero sí del “destrozo”. El local cerró sus puertas en el año 2011, sin previo aviso y temiéndonos lo peor. Tres años después volvió a abrir, tras una decepcionante reforma. Reconvertido y reformado de arriba a abajo, el Jacaranda cuenta en la actualidad con un sótano reestructurado y un escenario, que nunca tuvo. Todo esto estaría de maravilla si no fuera porque dicha reforma ha obligado a cambiar de lugar la escalera de acceso, instalándola contra la pared de los dibujos realizados por John y Stuart y ocultándolos en parte, tal y como he podido ver en algunas fotos que rondan por la Red.

En fin, ¡ Qué queréis que os diga que no os haya dicho ya ! Me da mucha pena que esté sucediendo todo esto. Yo he estado en el Jacaranda, tanto de día como de noche. Me he tomado unas muy buenas pintas de cerveza en él. Me han abierto, solamente para mí, las puertas de la parte de abajo, del sótano. Me han contado todo lo relacionado con The Beatles. Ese lugar de aspecto un poco cutre, de poca luz, hizo que mi imaginación volara hasta aquellos días. Hoy, por mucho que lo intente, viendo las fotografías, no hay nada en ese local que me haga “volar”. Ha pasado a ser un sitio más de Liverpool y un lugar Beatles menos. Es así. :(

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply