Hoy hace 50 años…

By Numero9 On noviembre 22nd, 2018

… que salió a la venta el doble LP titulado The Beatles, más conocido como el Álbum Blanco.

Con los ecos del tremendo éxito de su LP anterior, Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, aún resonando, y del desconcierto causado por su reciente película, Magical Mystery Tour, el grupo se mete en los estudios de Abbey Road para comenzar a grabar su próximo disco, cuyas primeras ideas nacieron durante su estancia en la India, en su retiro en Rishikesh, junto a su guia espiritual, el Maharishi Mahesh Yogi, además de todo lo recapitulado, posteriormente, durante las sesiones privadas que realizaron en la casa de George Harrison, en Esher. Tal era la cantidad de material recopilado que, al final, se optó por grabar un doble disco, algo que no terminaba de convencer a los altos directivos de EMI, ni al propio George Martin.

Si bien The Beatles acababan de regresar de la India, de un retiro espiritural, lo cierto es que los ánimos en el estudio estaban bastante caldeados. Hasta tal punto estaba la cosa mal que George Martin decide marcharse de vacaciones; Geoff Emerick, el ingeniero de sonido, dimite y Ringo Starr, cabreado, se marcha y no quiere saber nada más de aquello. Y todo porque “los chicos” no terminaban de ponerse de acuerdo a la hora de aunar ideas y, para rematar la cosa, la indignación y la mala leche que invadían a George, Paul y Ringo cada vez que Yoko llegaba al estudio, ya que se plantaba al lado de John y ya nadie la separaba de él, hasta que se marchaban. Y así día tras día… y extendiéndose en el tiempo, ya que toda esta tensión, todas estas diferencias y descontentos llevó al grupo a sumergirse en la desidia y la desgana hasta el mismo momento de la separación del grupo.

La grabación del disco se realizó entre los estudios de Abbey Road y los Trident. De todas estas sesiones nacieron canciones que no fueron incluídas en el disco pero que salieron en single o salieron en discos posteriores en solitario. Es el caso, por ejemplo, de Not Guilty, de George Harrison, o de Hey Jude y Revolution ( una versión más rápida y eléctrica ) que utilizaron como single, por poner tan solo dos ejemplos. Las tensiones entre ellos eran tan grandes que muchas veces, con tal de no estar juntos, John y Paul grababan sus canciones en estudios diferentes. Fue en uno de estos momentos de tensión, durante la grabación de Back In The USSR, cuando Ringo decide marcharse, harto de las discusiones entre el resto, y de su sensación de que todo el mundo le ninguneaba, así que, McCartney terminó cogiendo las baquetas para poder terminar la canción, así como en Dear Prudence. Parece mentira que todo esto ocurriera, ya que en las fotos que inundan internet y los cientos de libros que hablan del grupo aparecen todos sonrientes y amigables en las sesiones de grabación y, más aún, en las pertenecientes al famoso A Mad Day Out. 8O

En cuanto al diseño del disco, decir que, en un principio, y tal y como cuenta la historia, la idea original de la portada era esta, de la que ya os hablé en su día, y de que su título iba a ser A Doll’s House ( Una Casa de Muñecas ). El caso es que, al final, Richard Hamilton y Paul McCartney fueron los encargados de … ¿ Vestir ? … ¿ Desnudar ? … la portada, dejándola totalmente en blanco, con el nombre del grupo en relieve y como título del disco, junto a un número de siete dígitos, diferente en cada portada, para “crear la impresión de que se había realizado una tirada de un millón de ejemplares”, según se cuenta.

Para finalizar, sin que ello indique que todo lo que os he contado arriba es toda la historia del disco, comentaros que el doble LP fue numero uno, tanto en Inglaterra, como en Estados Unidos. Y para que la “Fiebre Blanca” siga presente os aconsejo que continueis leyendo más cosas relacionadas con este disco aquí y aquí. ¡ A disfrutar ! Eso sí, hacedlo mientras escucháis la edición 50 Aniversario. ;)

Related Posts with Thumbnails

Leave a Reply